¿Llegaron a existir realmente los ogros "devoraniños"?

El canibalismo es el punto de arranque de cuentos como Hansel y Gretel, en el que la bruja pretende arrojar al horno a la niña buena, o Pulgarcito, cuyo ogro cobija en su casa a los pequeños con la intención de comérselos.

Muy Interesante

El canibalismo es el punto de arranque de cuentos como Hansel y Gretel, en el que la bruja pretende arrojar al horno a la niña buena, o Pulgarcito, cuyo ogro cobija en su casa a los pequeños con la intención de comérselos. Este tabú ancestral ha sido roto a lo largo de la historia en situaciones en las que la hambruna, la demencia o la barbarie han llevado a hacer apetecible la carne humana.  En la Edad Media y unos siglos después existieron en el norte de Europa auténticos ogros devoraniños, si bien su apariencia nada tuvo que ver con la ficción infantil. Vivían en lugares inhóspitos y tomaban carne humana. Se les atribuyó la capacidad de percibir con el olfato la presencia humana viva.

 

Etiquetas: Arte, Curiosidades
COMENTARIOS