¿Existió la fuente de la juventud?

El conquistador español Juan Ponce de León fue el primer europeo que oyó hablar de esta milagrosa fuente, en Puerto Rico.

Muy Interesante

El conquistador español Juan Ponce de León fue el primer europeo que oyó hablar de esta milagrosa fuente, en Puerto Rico. Allí, los indios borinquinos le hablaron de la isla Biminí, en la que supuestamente había un manantial que devolvía el vigor y la salud a los enfermos y ancianos que se bañaran en sus aguas. El 4 de marzo de 1513, Ponce de León partió en su búsqueda. Un mes después avistó tierra y desembarcó en las costas de la actual Florida, donde buscó infructuosamente la fuente hasta que fue herido y regresó a Cuba.

 

COMENTARIOS