¿Es verdad que después de Santa Lucía se acortan las noches y se alargan los días?

Ayer, 13 de diciembre, se celebró el día de Santa Lucía. Y dice el refranero que "Por Santa Lucía, se acortan las noches y crecen los días", así como también que "En llegando Santa Lucía, un palmo crece el día", lo que teóricamente nos informa de la llegada del solsticio de invierno. Pero lo cierto es que en la actualidad el momento a partir del cual aumenta el número de horas de luz no coincide con el 13 de diciembre.

Elena Sanz
¿Es verdad que después de Santa Lucía se acortan las noches y se alargan los días?

Ayer, 13 de diciembre, se celebró el día de Santa Lucía. Y dice el refranero castellano que "Por Santa Lucía, se acortan las noches y crecen los días", así como también que "En llegando Santa Lucía, un palmo crece el día", lo que teóricamente nos informa de la llegada del solsticio de invierno. Pero lo cierto es que en la actualidad el momento a partir del cual aumenta el número de horas de luz no coincide con el 13 de diciembre, debido al cambio producido por la cuenta de días en el calendario gregoriano. La introducción del nuevo calendario provocó la desaparición de 10 días del mes de octubre de 1582 -concretamente en ese año se retiraron del 4 al 15 de octubre-, que eran previamente computados con el calendario juliano y ocasionó el desplazamiento del día del mes de diciembre que determina el solsticio invernal.

El solsticio de invierno puede darse, a lo sumo, en cuatro fechas distintas del calendario (del 20 al 23 de diciembre). Si llamamos coloquialmente duración del día al tiempo que transcurre entre la salida y la puesta del Sol en un lugar dado, en 2012 será el 21 de diciembre el día de menor duración. Como ejemplo, en Madrid esta duración será de 9 horas y 17 minutos, muy diferente con las 15 horas y 3 minutos que duró el día más largo (que este año fue el 21 de junio).

COMENTARIOS