¿De dónde procede el templo de Debod?

El templo de Debod, situado en el madrileño Paseo del Pintor Rosales, procede de una zona desértica de la Baja Nubia, al sur de Egipto.

Muy Interesante
¿De dónde procede el templo de Debod?

El templo de Debod, situado en el madrileño Paseo del Pintor Rosales, procede de una zona desértica de la Baja Nubia, al sur de Egipto. Allí, entre el año 200 y 180 a. de C., Adijalamani, rey de Meroe, ordenó la construcción de esta capilla dedicada a Amón. Durante los siguientes siglos se le añadieron estancias e inscripciones hasta que fue cerrado y abandonado en el siglo VI. Desde que nos llegó su primera descripción en detalle, en 1737, las referencias a él de los viajeros que cruzaban el Nilo fueron constantes. En 1907, la construcción de la presa de Asuán hizo que el templo fuera engullido por el río nueve meses al año y las obras de otra presa en los años 60 supuso un peligro definitivo de inmersión. Este hecho motivó su traslado y el de otros importantes restos unos metros hacia el interior. Así, en 1959 un equipo español colaboró en el despiece del templo de Abu Simbel. El Gobierno egipcio decidió entonces donar a los países que habían participado en aquella monumental campaña cinco templos, entre ellos el de Debod. Para su adjudicación, la UNESCO había establecido que el templo debía exhibirse en museos o en centros científicos públicos, que se asegurara su conservación y que se creara un adecuado ambiente arqueológico. A pesar de que la aportación económica de otros países, como Holanda, Francia o Estados Unidos, había sido mucho mayor y que las condiciones de la UNESCO nunca fueron respetadas, la petición española fue elegida en 1968 y el templo llevado por partes desde su ubicación hasta Madrid unos años después.

COMENTARIOS