¿Adónde van a parar los regalos de Estado?

Cada país lo regula de forma diferente, pero en España no existe ninguna ley que defina la frontera entre los obsequios personales y los oficiales que reciben un presidente y su gobierno.

Muy Interesante
¿Adónde van a parar los regalos de Estado?

Cada país lo regula de forma diferente, pero en España no existe ninguna ley que defina la frontera entre los obsequios personales y los oficiales que reciben un presidente y su gobierno. En el Palacio de la Moncloa quedan registrados todos los regalos que entran, pero el vacío legal lleva a que, al finalizar su legislatura, cada mandatario decida libremente cuáles incluye en su mudanza. Bien distinto es el modelo estadounidense, donde todo obsequio al Ejecutivo pasa automáticamente a ser patrimonio del Estado.

COMENTARIOS