¿De dónde viene el término "ostracismo"?

Proviene del término del griego clásico: "ostrakon".

Tejas con nombres de condenados

El vocablo procede del griego óstrakon, que literalmente significa “teja” o “trozo de vasija”. Los griegos empleaban este material para escribir, que se encontraba fácilmente esparcido por el suelo.

En estos trozos de teja se escribía, con un punzón, el nombre de un político al que se quería condenar por considerarlo un peligro para la comunidad.

Así pues, una vez al año, toda la polis se reunía en el ágora y escribía en estas tejas el nombre de algún político al que se suponía peligroso. Su castigo era ser condenado al ostracismo, que significaba el destierro durante 10 años. Este exilio temporal fue creado desde las instituciones jurídicas de la democracia ateniense de la Grecia Antigua.

Tras la votación, el condenado tenía 10 días para preparar su partida y despedirse de sus seres queridos. Sus bienes eran respetados y sus propiedades seguían siendo suyas; esto en teoría, porque en la práctica no siempre ocurría. En definitiva, su pena era no poder entrar en la ciudad de la que era expulsado durante una década.

En definitiva, ostracismo es considerado como un concepto importante a nivel social e histórico ya que hace referencia al acto mediante el cual una sociedad decide alejar a uno de sus miembros como castigo por un mal hecho o comportamiento.

COMENTARIOS