¿Cuándo se fundó la ONCE?

Nació oficialmente el 13 de diciembre de 1938, día de Santa Lucía, patrona de los invidentes.

ONCE
Ver vídeo El origen del martes y 13

Los antecedentes de la ONCE hay que buscarlos a principios del siglo XX. Fue entonces cuando surgieron en España las primeras rifas callejeras organizadas por asociaciones de invidentes, un colectivo en su mayoría abocado a la mendicidad. Pese a ser ilegales, a partir de los años 20 estos sorteos fueron extendiéndose por distintas ciudades de Levante, Cataluña y Andalucía. El primer intento de crear una organización a nivel nacional fue la Federación Hispánica de Ciegos (1930), seguida por el Patronato Nacional de Protección de Ciegos (1931).

Pero fue en plena Guerra Civil cuando, en el bando franquista, se acordó la creación de una organización estatal que renunciaba al modelo benéfico del Patronato (una pensión diaria de seis pesetas para los ciegos, sufragada por las administraciones públicas) en favor de la autonomía económica de los invidentes a través de la venta de cupones de lotería. Así, la ONC (Organización Nacional de Ciegos; la E de Españoles se le añadió en 1952) fue aprobada por Franco en Consejo de Ministros el 13 de diciembre de 1938, festividad de la patrona de los ciegos, Santa Lucía.

Desde entonces, la ONCE ha vivido en constante evolución. En 1939 nació el cupón prociegos; en la década de 1940 se abrieron los primeros colegios para invidentes; en la de 1960 su inserción sociolaboral se convirtió en prioritaria (centros de Formación Profesional, talleres ocupacionales, bibliotecas e imprentas braille...); en 1970 llegó el audiolibro; en 1982 celebró las primeras elecciones democráticas entre sus afiliados e inició una etapa de modernización y expansión (cuponazo en 1984, Fundación ONCE en 1988, participación en Servimedia, Telecinco y Onda Cero, etc.) que hoy continúa. Su labor en pro de las personas con discapacidad sería reconocida en 2013 con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

COMENTARIOS