¿Cuándo nació el sistema métrico?

El metro como unidad de longitud tuvo su caldo de cultivo en la Revolución Francesa.

Cinta métrica
Ver artículo El día que empezó la Revolución francesa

En 1791, mientras la libertad, la igualdad y la fraternidad se extendían por Francia, la Academia de las Ciencias propuso como unidad básica el metro, definido como la cuarentamillonésima parte de la longitud del meridiano terrestre. En aquel mismo año, el químico Lavoisier sentenció que "nada más grande ni más sublime ha salido de las manos de los hombres que el sistema métrico decimal".

Y es que, desde los albores de la humanidad, se vio la necesidad de disponer de un sistema de medidas para los intercambios. Es fácil contar gallinas o cabras, pero no es tan fácil contar granos de trigo o medir el aceite y, así, nacieron las primeras unidades de peso y de capacidad.

También, con la aparición de la propiedad de las tierras o la construcción de edificios suntuosos resultó necesario medir longitudes y superficies.

Bien entrado el siglo XIX, en París, el sistema métrico se implantó como sistema universal por el llamado Tratado del Metro (1875). Con ello, se pretendía buscar un sistema de unidades único para todo el mundo y así facilitar el intercambio científico, cultural, comercial, de datos, etc. Hasta entonces cada país, incluso cada región, tenía su propio sistema de unidades; a menudo, una misma denominación representaba un valor distinto en lugares y épocas diferentes. 

Casi todos los países europeos lo adoptaron poco a poco, pero el Reino Unido se ha resistido durante mucho tiempo. Y se trata de un caso curioso porque, mientras las naciones continentales iban adoptando el sistema métrico, el Imperio británico hizo un esfuerzo de unificación de sus unidades de medida tradicionales, hasta entonces distintas de región a región, como en el resto del mundo; entonces, impuso el llamado Sistema Imperial (1824). Por otro lado, fue pionero en un sistema más completo de unidades, basado en el sistema métrico, con miras más amplias que el comercio y la industria, y poco más tarde adoptó oficialmente el sistema métrico, en 1884, sin que hasta ahora hayan cambiado muchos de los usos de las unidades de medida tradicionales.

Con el tiempo, los distintos países fueron adoptando el sistema, ya en su versión Sistema Internacional de Unidades, y raros son los países que actualmente no lo han adoptado oficialmente (concretamente tres: los Estados Unidos de América, Birmania y Liberia), aunque en muchos otros se mantiene el uso de medidas del sistema anglosajón, por influjo de los Estados Unidos o incluso de sistemas anteriores.

En España, se estableció la obligatoriedad del sistema métrico decimal a partir de julio de 1880 a través de un Real Decreto.

No obstante, en 1983 el metro patrón fue modificado y redefinido como la distancia recorrida por la luz en el vacío durante 1/299.792.458 de segundo.

 

COMENTARIOS