¿Cuáles son las primeras fotos de un campo de batalla?

Durante la Guerra de Crimea se tomaron instantáneas del ejército inglés posando en el campo de batalla.

Ejército inglés en Crimea

El fotoperiodismo bélico nació durante la Guerra de Crimea (1853-1856).

Ya entre 1846 y 1848, Mathew Brady había tomado imágenes de la guerra de México contra Estados Unidos.

Pero en realidad se trataba de daguerrotipos, con sus modelos posando en un estudio y no en el campo de batalla.

 

Fue en 1855 cuando el fotógrafo inglés Roger Fenton viajó hasta la península de Crimea para retratar la guerra entre Rusia y una coalición de turcos, franceses e ingleses.

Fenton llevaba un carro acondicionado como cuarto oscuro, pero en él nunca pudo acercarse a fotografiar la acción: el proceso era todavía muy largo y laborioso.

A pesar del clima adverso, de fracturarse varias costillas y sufrir el cólera, el fotógrafo británico consiguió hacer 350 negativos de gran formato útiles.

Una exhibición de 312 fotos se celebró en seguida en Londres.

Las ventas no fueron tan altas como esperaba, posiblemente porque la guerra había acabado.

Según Susan Sontag, en su obra Ante el dolor de los demás (2003), Fenton fue enviado a la Guerra de Crimea como el primer fotógrafo oficial de guerra por insistencia del Príncipe Alberto de Inglaterra.

Las fotografías producidas serían utilizadas para contrarrestar la aversión general del pueblo británico a una guerra impopular, y para compensar los relatos antibélicos de The Times.

Esas imágenes se convirtieron en planchas xilográficas y se publicaron en el menos crítico Illustrated London News así como en forma de álbum, y fueron mostradas en una galería.

El resultado de esta expedición fue una visión deliberadamente cándida de la guerra, sin muertos, heridos ni mutilados, donde se ve a los altos mandos como grandes hombres y los soldados rasos en descansos o entretenimientos.

Etiquetas: Arte, Guerras
COMENTARIOS