¿Cuál fue la primera batalla librada en el Atlántico?

El mar Mediterráneo había sido protagonista esencial de contiendas de la Antigüedad, pero también le llegaría el turno al Altántico.

A. Ormaechea y S. Santolaria / S. M.
La ilustración muestra la táctica romana: pértigas con hoces que abaten las velas de los barcos.

Aunque las crónicas recogen algunos escarceos previos en la zona, el primer gran enfrentamiento en este océano se produjo en el año 55 a.C. Fue un combate en el que los hombres de César lucharon contra los vénetos, procedentes de Armórica –territorio que corresponde hoy a las regiones francesas de Bretaña y Normandía–.

Poco habituado a las hazañas navales, el emperador ordenó construir nuevas galeras, y reclutó remeros y marineros que se unieron a las legiones.

Comandados por Décimo Bruto, se dirigieron hacia la desembocadura del río Líger (Loira). Allí se encontraron con más de 200 navíos de grandes dimensiones, capaces de resistir fuertes embestidas enemigas.

Sin embargo, la flota romana contaba con un arma secreta: unas largas pértigas, en cuyos extremos se habían colocado unas hoces metálicas. Con estos útiles instrumentos engancharon los cabos y lograron abatir las velas.

De esta forma, los barcos vénetos quedaron totalmente inmovilizados e indefensos. Éste fue el momento propicio para que los romanos abordaran con eficacia las galeras bárbaras, que expoliaron y quemaron. La flota de César se apuntaba así una importante victoria naval.

Etiquetas: Curiosidades, Historia
COMENTARIOS