¿Con qué Dios confundieron al capitán Cook en Hawái?

Tras desvelarse el malentendido, el inglés abandonó la isla.

María Fernández Rei
Capitán Cook

Corría el año 1778 cuando el explorador inglés James Cook, conocido como el capitán Cook, arribó a unas islas nunca pisadas por un europeo y las bautizó como islas Sandwich (actual Hawái). Los 10.000 indígenas polinesios que recibieron a Cook lo confundieron con Lono, divinidad hawaiana de la lluvia, la fertilidad, la música y la paz.

 

Cuenta la leyenda que a la deidad la persigue la desdicha por haberse casado con una mujer mortal. Todo habría comenzado cuando Lono se deslizó desde el cielo a través de un arcoíris y descendió a la tierra. A su llegada se casó con una mujer mortal. Pero la fortuna no lo acompañó por mucho tiempo, pues cayó en desgracia al creer, erróneamente, que su amada le estaba siendo infiel. Decidió matarla y afligido huyó de la isla, prometiendo que regresaría algún día a habitar con su pueblo.

 

Este mito se celebra cada año en Hawái, en conmemoración de su divinidad Lono, y casualmente coincidió ese día con la primera visita del capitán Cook a la isla. Al poner los pies en tierras de Hawái el cartógrafo británico fue tratado como el dios Lono, que había regresado a la Tierra.

 

Tras desvelarse el malentendido, el inglés abandonó la isla. Tiempo después, en una segunda visita a Hawái, que coincidió con la festividad del dios polinesio de la guerra Ku, el capitán Cook corrió peor suerte. Fue recibido de forma hostil y lo apuñalaron hasta causarle la muerte en 1779.

 

COMENTARIOS