¿Cómo eran los duelos en el Lejano Oeste?

El acto de matar o morir en pos del honor personal ha estado presente desde siempre en todas las civilizaciones.

María Fernández Rei
¿Cómo eran los duelos en el Lejano Oeste?

Avanzaba el siglo XIX y en las inmensas áreas colonizadas del Oeste de EE.UU. aún persistían los territorios sin ley. Allí se mantuvo la costumbre de los duelos, heredada de Occidente, ya sin padrinos y apenas reglamentos. No había tiempo a contemplaciones en estos duelos de supervivencia. Había que ser el más rápido.

 

El acto de matar o morir en pos del honor personal ha estado presente desde siempre en todas las civilizaciones. En Europa se adaptó el ritual de los caballeros medievales, pero ya en el siglo XIX se haría con armas de fuego, padrinos y todo ese férreo código de honor que regía entre nobles y militares.

 

La Norteamérica colonial heredaría esta manera de “lavar afrendas”, aunque en Europa pronto caería en desuso. Es en el Viejo Oeste, que comenzaba en el río Mississipi, donde se mitificó esa situación en la que dos hombres resolvían su disputa a vida o muerte y que ha dado lugar a tantas populares escenas cinematográficas de pistoleros.

 

El Colt 45 fue el revólver más usado en el Viejo Oeste. Curiosamente su nombre tenía como apellido Peacemaker (pacificador), y pronto sobrepasó el ámbito militar para ser el más popular entre civiles. Dejar uno de los agujeros del tambor si bala era el único seguro posible en el revólver Colt 45.

 

Algunos pistoleros usaban este espacio para introducir un billete de cinco dólares, que habría de cubrir el funeral en caso de ser abatido. Las razones para enfrentarse en duelo a menudo tenían que ver con mujeres, disputas o trampas en el juego. Con frecuencia ocurrían en los célebres saloons, donde la bebida solía encender los ánimos.

 

 

COMENTARIOS