¿Quién fue conocido como el 'fotógrafo de reyes y rey de los fotógrafos'?

Se llamaba Christian Franzen Nissen (1864-1923). De origen danés, se instaló en Madrid en 1890, dónde abrió un estudio gráfico y pronto se convirtió en el fotógrafo de la Casa Real española.

Laboratorio de Christian Franzen
Ver vídeo Los reyes más longevos

Partió de Dinamarca para ocupar un puesto diplomático en Madrid –fue hasta su muerte cónsul de Dinamarca en España–, donde en la calle Príncipe, número 11 abrió un auténtico laboratorio fotográfico.

Su nombre se haría pronto famoso gracias a sus reportajes para la revista Blanco y Negro desde 1892 –año en que se publica la primera fotografía impresa de la prensa española, debida precisamente a él–.

Franzen también fue un pionero en nuestro país al introducir en la fotografía la técnica de iluminación por magnesio con un flash –que él mismo crea y desarrolla– y que permitía fotografiar en salas cerradas.

Con el uso de esta innovación tecnológica amplía el alcance de su cámara a los espacios interiores e incluso a los nocturnos. Todo un adelanto que le permite retratar casi en cualquier lugar.

La relación de Christian Franzen con la Casa Real española le permitió retratar a la reina regente Doña María Cristina con quien le unía gran amistad, junto a un jovencísimo Alfonso XIII, dejando a lo largo de treinta años testimonio de la vida del Rey y su familia, tanto en el ámbito oficial como el personal.

A finales del siglo XIX, en la publicación madrileña Blanco y Negro se estrenó una sección en la que textos de Eugenio Rodríguez y Ruiz de la Escalera se acompañaron de imágenes de Franzen.

En estos reportajes presentaban deslumbrantes salones aristocráticos de Madrid, desde los de la residencia de la Infanta Eulalia de Borbón a los de Emilia Pardo Bazán, donde se reunían las figuras más importantes de la sociedad económica y cultural.

El diplomático escandinavo se convirtió en un asiduo de los acontecimientos más especiales de la aristocracia española pues le abrían las puertas en las grandes solemnidades sociales de estas familias.

A lo largo de su vida fotografió a casi toda la nobleza española de la corte de Alfonso XIII.

Tras la muerte de Franzen en 1923, sus herederos mantienen la actividad del estudio hasta su cierre en la década de los cincuenta.

COMENTARIOS