¿Qué era el 'Proyecto Manhattan'?

Robert Oppenheimer fue el director de este plan secreto propiciado por la Segunda Guerra Mundial.

proyecto-cuadrada
Ver galería Los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki

Una carta enviada por Albert Einstein al Presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt alertándole de la posibilidad de que los alemanes pudiesen utilizar la energía liberada por la fisión nuclear para la producción de bombas, disparó el inicio del Proyecto Manhattan. Solo bastó esta misiva que probablemente Einstein no hubiera querido mandar jamás a la luz de lo que ocurrió después.

 

 

El Proyecto Manhattan, en el más estricto secreto, surgió así como nombre en clave de una carrera por construir una bomba atómica antes que los nazis y contó con eminentes científicos de la talla de John von Neumann (matemáticas), Enrico Fermi (física), Niels Böhr (física) o el propio Robert Oppenheimer (física teórica).

 

Roosevelt autorizó en 1941 el desarrollo de la bomba atómica. Con la ayuda de Reino Unido y Canadá el proyecto se llevó a cabo en numerosos centros de investigación. Teniendo en cuenta que la fisión del átomo era posible, a mediados de 1945, proyecto Manhattan ya contaba con más 130.000 personas -que desconocían cuál era el fin de su labor-.

 

El plan tuvo una inversión de 2.000 millones de dólares estadounidenses de la época y en dicha carrera, Estados Unidos consiguió su objetivo de construir la primera bomba atómica en tan solo 2 años 3 meses y 16 días. Tras las primeras pruebas, el presidente Harry S. Truman -sucesor de Roosevelt- daría la dramática orden: el 6 de agosto de 1945 se detonó la bomba bajo el nombre en clave de Little Boy sobre Hiroshima y el 9 de agosto Fat Man sobre Nagasaki.

 

Hasta la fecha, ambos han representado los únicos ataques nucleares de la historia con unos 246.000 fallecidos en total, ya fuese por los bombardeos, las lesiones o las enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación.

 

COMENTARIOS