Un cronista llamado Goya

Los pobres en la fuente (1786)

"Estamos amenazados de todos los males a la vez; la peste y el hambre. El pan vale dos sueldos la libra y la miseria es horrible. Hay desgraciados que mueren de hambre en la calle". Estas palabras de José Bonaparte muestran la desesperación del francés, incapaz de sacar el país adelante. Bonaparte había heredado un país paupérrimo, cuya economía acabó de rematar la guerra. 
Goya representó en este cuadro a una mujer con dos niños recogiendo con sus cántaros agua en una fuente. A pesar de que esta obra se conoció en el siglo XIX como Los pobres en la fuente, lo cierto es que la vestimenta de la mujer (medias rojas; zapatos negros de hebilla de plata y mantón de lana) indica que era una campesina acomodada.

Etiquetas: Arte, Historia, Historia de España

COMENTARIOS