Un cronista llamado Goya

La pradera de San Isidro (1788)

Goya recrea en esta pintura la romería del 15 de mayo en honor al patrono de Madrid, San Isidro. Esta obra fue el boceto previo para una serie de tapices que iban a decorar el dormitorio de las infantas, las hijas del futuro Carlos IV y María Luisa de Parma en el Palacio de El Pardo en Madrid. 

Etiquetas: Arte, Historia, Historia de España

COMENTARIOS