Los cuadros más famosos de Edvard Munch

Pubertad

Munch nos recrea una obra casi abstracta en esta sencilla escena bautizada como “Pubertad”. Pintada en 1895, la obra recrea una escena sin decoración en la que el foco se centra en el cuerpo de la joven y su expresión. Sentada al borde de la cama, la joven no se encuentra en una postura cómoda pero le permiten ocultar su sexo, lo que evidenciaría la intención del autor de representar el despertar sexual o la transición de la infancia a la edad adulta.

 

Etiquetas: Arte, museos, pintores

COMENTARIOS