Los cuadros más famosos de Edvard Munch

La niña enferma

En esta obra se muestra claramente la influencia de Renoir, Degas o Monet en el autor. Una huella que como hemos podido comprobar permanece con fuerza en toda su trayectoria artística. En “La niña enferma”, se interesa más por la expresión de los sentimientos que por cualquier otro detalle. Como sucede con muchas de sus obras, existen varias versiones del cuadro y una de las más famosas se encuentra en la Galería de Dresde, Alemania.

 

Etiquetas: Arte, museos, pintores

COMENTARIOS