Donde habita el genio

Alegría de vivir

Picasso trabajó a lo largo de su vida en diferentes talleres. En alguno de ellos, como en el de la Rue des Grands-Augustins de París, tuvo problemas para pintar cuadros como el Guernica por su gran tamaño. Fue por este motivo, la necesidad de ampliar el ámbito de trabajo, por lo que en 1946 el conservador del Museo Antropológico de Antibes, Romuald Dor de la Souchère, le ofreció un espacio del castillo Grimaldi para que llevara a cabo su obra.

El malagueño se instaló en septiembre de 1946 junto a su amada Françoise Gilot en este rincón de la Costa Azul, en el que ocupó un gran salón en la segunda planta del edificio desde donde podía ver el mar y la ciudad medieval. Con sus pinceles, caballetes y lienzos, Picasso contó con todo lo necesario para desarrollar en el otoño que pasó en este lugar un gran número de obras. De hecho, fue una de las etapas más prolíficas del autor, en la que destaca el cuadro La alegría de vivir (parte superior derecha de la imagen), protagonizado por su musa Françoise Gilot, que danza con personajes mitológicos. Actualmente, este castillo alberga un museo dedicado al pintor.

Foto: Getty Images 

Etiquetas: Arte, Ciencia, Curiosidades, Einstein, España, Estados Unidos, Fotos históricas, Francia, Historia, Inventores, Literatura

COMENTARIOS