Una fuerte tormenta deja al descubierto varios búnkeres nazis en Dinamarca

Elena Sanz
Ver galería El Día D de la Segunda Guerra Mundial: el desembarco de Normandía

Una fuerte tormenta deja al descubierto varios búnkeres nazis en DinamarcaLas cuatro fortificaciones, encontradas en una playa danesa al norte delfiordo de Ringkoebing, quedaron sepultadas bajo las dunas en 1945,justo después del final de la contienda. Eso impidió que los danesesvaciaran su contenido, como hicieron con las otras 7.000 fortificacionesnazis diseminadas a lo largo de la costa oeste de Dinamarca paracontrarrestar una invasión aliada por el mar del Norte. "Losencontramos completamente equipados con camas, sillas, mesas, sistemasde comunicación, además de efectos personales de los soldados quevivían allí", describe Jens Andersen, director del museo de Hanstholm,especializado en las fortificaciones nazis del llamado "Muro del Atlántico".

Entre otros objetos se han rescatado pipas llenas de tabaco, galones,calcetines, ropa interior, botas, un bote de mostaza, libros, tinteros,sellos con la efigie de Hitler o llaves. Y todos excepcionalmente bien conservados.

Según el hitoriador Tommy Cassoe, visitar estos búnkeres ?es como entrar en el corazón de una pirámiderodeados de momias?. ?Lo que víme dejó pasmado: era como si los soldados alemanes lo hubieranabandonado ayer mismo?, añade.

El contenido de los búnkeres será analizado en el Museo de Oelgod, a unos 30 kilómetros de la playa.

Etiquetas: Hitler, II Guerra mundial, Nazis

COMENTARIOS