Historia del cóctel molotov

El cóctel molotov fue utilizado en la Guerra Civil española y el Ejército Rojo fabricó el artefacto en el frente del Este en 1941.

Cóctel molotov
Ver test ¿Cuánto sabes sobre inventos?

Viacheslav Mijáilovich Skriabin, alias Mólotov (1890-1986), fue el político soviético que forjó el pacto entre Alemania y la URSS de 1939, en el que se repartieron el territorio europeo del Este. Y a él se debe el nombre de la famosa bomba incendiaria casera, aunque no es su inventor –éste se desconoce–.

El término “cóctel molotov” fue acuñado por los finlandeses y nació durante la Guerra de Invierno (1938-1939), un conflicto entre la Unión Soviética y Finlandia, como nombre genérico para una variedad de armas incendiarias improvisadas. Durante la contienda, la Fuerza Aérea Soviética hizo un amplio uso de bombas incendiarias y de bombas de racimo contra las tropas y fortificaciones finlandesas.

Cuando el mencionado político afirmó en la radio que ellos no habían bombardeado, sino que más bien habían entregado alimentos a los finlandeses hambrientos, estos comenzaron a llamar “canastas de pan” a las bombas aéreas. Como respuesta, los finlandeses atacaron a los tanques soviéticos con cócteles molotov, que eran “una bebida para acompañar la comida”.

Los finlandeses para derribar al enemigo tenían que acercarse temerariamente hasta el tanque, encender el cóctel y tirarlo al conducto de ventilación, así el fuego llegaba al tanque de gasolina y hacia explotar el carro de combate enemigo. Otra táctica de los finlandeses consistía en meter un tronco en la orugas del tanque para inmovilizarlo y que así fuera fácil lanzarle un cóctel molotov o una granada dentro.

El cóctel molotov formó parte en la URSS del culto a la personalidad del político soviético, algo que él mismo desaprobaba enormemente.

Winston Churchill, en sus memorias de guerra, relata muchas reuniones con Mólotov, reconociéndolo como “un hombre de extraordinaria capacidad y crueldad de sangre fría”.

Etiquetas: II Guerra mundial, Inventores, bombardeo

COMENTARIOS