Tras las huellas de Jack el Destripador

Una peculiaridad más del ocultista inglés Aleister Crowley fue su obsesión por descubrir la identidad de Jack el Destripador.

Jack el Destripador

El ocultista Aleister Crowley (1875-1947) se interesó por descubrir la identidad del asesino en serie nunca desenmascarado a quien se conoce como Jack el Destripador.

Este mago oscuro creía que quien se ocultaba bajo ese macabro alias era Robert D’Onston Stephenson, que había sido amante de una de sus principales seguidoras, llamada Mabel Collins, y que además era socio de su principal colaboradora, la baronesa Vittoria Cremers.

Robert D’Onston Stephenson era un interno del hospital de Whitechapel (Londres) que esporádicamente trabajaba de periodista, además de practicar la magia negra.

Fue acusado por contemporáneos suyos, así como por escritores de tiempos más recientes, de haber sido el jamás capturado homicida múltiple victoriano conocido con el seudónimo de Jack el Destripador.

Y en artículos periodísticos escritos por el célebre Crowley, que sostenía la teoría de que el satanismo había estado detrás de aquellos asesinatos, se defendía que D’Onston era el candidato más probable a haber cometido tales atrocidades.

Aunque lo cierto es que la teoría de Crowley no se mantuvo y el crimen no fue resuelto a pesar de haber salido a la palestra posibles nombres del homicida en serie.

Etiquetas: Crímenes históricos, escritores

COMENTARIOS