Nelson Mandela, primer presidente negro de Sudáfrica

El 27 de abril de 1994 el líder de la lucha contra el apartheid ganaba las elecciones en su país por una amplia mayoría (62%).

Mandela

Nelson Rolihlahla Mandela (1918-2013), abogado, activista contra el apartheid y político sudafricano que presidió su país entre 1994 y 1999, fue el primer mandatario de raza negra que encabezó el poder ejecutivo y también el primero en ser elegido por sufragio universal en su país, con un 62% de los votos. Su gobierno desmontó la estructura social y política heredada del apartheid a través del combate contra el racismo institucionalizado, la pobreza y la desigualdad y de la promoción de la reconciliación social. Como nacionalista africano y socialista, presidió su partido, el Congreso Nacional Africano (CNA), entre 1991 y 1997, y a nivel internacional fue secretario general del Movimiento de Países No Alineados entre 1998 y 1999.

Originario del pueblo xhosa, Mandela estudió Derecho en la Universidad de Witwatersrand (Johannesburgo). Allí se involucró en la política anticolonialista, por lo que se unió a las filas del Congreso Nacional Africano. En su ejercicio como abogado, fue arrestado varias veces por actividades sediciosas. Influenciado por el marxismo, se unió en secreto al Partido Comunista Sudafricano (SACP) y fue parte de su comité central. Pese a que estaba a favor de las protestas no violentas, en asociación con el SACP fundó y comandó la organización guerrillera Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación) en 1961. En 1962 fue arrestado y acusado de conspiración para derrocar al gobierno, por lo que fue sentenciado a prisión de por vida durante el Proceso de Rivonia.

Mandela estuvo prisionero durante 27 años, primero en la isla de Robben y después en las prisiones de Pollsmoor y de Víctor Verster. Las campañas internacionales que abogaban por su liberación se fueron volviendo más y más multitudinarias, hasta que fue excarcelado en 1990. Entonces se unió a las negociaciones políticas con Frederik de Klerk, líder de la minoría blanca afrikáner, para abolir el apartheid y establecer las primeras elecciones generales para toda la población, incluida la de raza negra. En éstas, celebradas hace ahora 22 años –el 27 de abril de 1994–, lideró al CNA, por lo que se convirtió en el primer presidente sudafricano de raza negra.

Durante su Gobierno de Unidad Nacional invitó a otros partidos políticos a unirse a su gabinete (De Klerk fue su vicepresidente) y promulgó una nueva Constitución. También creó la Comisión para la Verdad y la Reconciliación para investigar las violaciones de los derechos humanos cometidas en los años del apartheid, tanto por blancos como por negros. En su administración se implantaron medidas para combatir la pobreza y extender los servicios de salud a toda la población. Declinó postularse para un segundo periodo de gobierno y fue sucedido en el cargo por Thabo Mbeki. Tras retirarse de la política, se dedicó a obras filantrópicas y al combate del sida a través de la Fundación Nelson Mandela.

Mandela se convirtió en un icono de la reconciliación y la coexistencia pacífica entre razas y en uno de los líderes políticos y sociales más admirados en todo el mundo; prueba de ello fue su multitudinario funeral, tras su muerte el 5 de diciembre de 2013. No obstante, fue una figura controvertida gran parte de su vida: sus críticos lo acusaron de haber sido comunista y terrorista, pese a que se ganó el apoyo de la comunidad internacional por su activismo, lo que lo hizo acreedor de más de 250 menciones honoríficas y otros galardones, entre ellos el Premio Nobel de la Paz (1993, junto a De Klerk). En Sudáfrica fue y es una figura legendaria y se le conoce con el nombre originario de su clan, Madiba, o como Tata (padre, ya que se le llamó Padre de la Nación sudafricana). Contrajo matrimonio en tres ocasiones y tuvo seis hijos, 17 nietos y 16 bisnietos.

Etiquetas: Apartheid, Políticos, África

COMENTARIOS