Los libros han perdido emoción en las últimas décadas

Elena Sanz
Libros

El uso de palabras con contenido emocional en los libros se ha visto bastante reducido en el último siglo, según revela un estudio realizado por varias universidades británicas y publicado en PLOS One. Para llegar a esta conclusión, el antropólogo Alberto Acerbi, de la Universidad de Bristol, y sus colegas analizaron la frecuencia de palabras que expresan estados de ánimo en una base de datos de Google con más de 5 millones de libros digitalizados proporcionados. A continuación, dividieron esas palabras en seis categorías: enfado, asco, miedo, alegría, tristeza y sorpresa. De este modo comprobaron, por ejemplo, que en los últimos cien años el número de términos emocionales se ha reducido, con excepción de las palabras que expresan miedo, que han experimentado un importante resurgimiento desde la década de 1970. Por otro lado, ciertos eventos históricos coincidían con períodos en los que se reflejaba un marcado estado de ánimo positivo o negativo en los libros publicados. Por ejemplo, durante la II Guerra Mundial en los libros publicados aumentaron drásticamente las palabras relacionadas con la tristeza, explica Acebi.

Por otra parte, el análisis revela que en torno a los sesenta la literatura inglesa británica empezó a perder contenido emocional, mientras que en los libros escritos en inglés en EE UU este se mantuvo, percibiéndose aún hoy las diferencias.

El estudio confirma que la expresión de los estados de ánimo en los libros, que se pueden analizar masivamente gracias a su reciente digitalización, es útil para identificar tendencias históricas y patrones culturales, así como su evolución a largo plazo.

Etiquetas: Arte, Curiosidades

COMENTARIOS