Las islas del Canal de la Mancha en la II Guerra Mundial

El Alto Mando Aliado decidió no invadir las islas del Canal ocupadas por el ejército nazi, con el que la población de Jersey y Guernsey tuvo que convivir durante cuatro años.

Puerto de San Pedro en Guernsey
Ver test ¿Cuánto sabes sobre la Segunda Guerra Mundial?

Con dos sedes de gobierno, los archipiélagos de Jersey y Guernsey se mantuvieron ocupados por tropas alemanas desde 1940 hasta el final de la II Guerra Mundial.

Cuando Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania, el 4 de septiembre de 1939, el Almirantazgo Británico había considerado las islas como indefendibles por encontrarse muy cerca de la costa francesa y por tanto al alcance de la aviación alemana, además de que su defensa habría sido muy costosa para Gran Bretaña e imposible de mantenerla en el tiempo.

A pesar de la oposición de la mayoría de los altos oficiales, fue tomada la decisión de no defenderlas, aunque la desmilitarización fue mantenida en secreto.

Se permitió decidir a los pobladores si evacuaban o permanecían en las islas del Canal de la Mancha.

Guernsey sacó a todos los niños en edad escolar, dándoles a los padres la opción de quedarse con sus hijos o evacuar con ellos. En Jersey la mayoría de los pobladores decidieron quedarse en la isla.

Cuando comenzaron a llegar los primeros barcos para la evacuación, todavía muchos habitantes no habían decidido si irse o quedarse.

Se marcharon 21.000 personas de Guernsey, incluyendo 5.000 niños y los maestros de las escuelas.

Las islas fueron junto a la población de la costa francesa de Calais los puntos más fortificados del canal ante la orden de Hitler de que el 10% del hormigón y acero se emplease para fortificar las islas del Canal de la Mancha, por motivos de propaganda.

La situación empeoró con la caída de Saint Malo (Francia) en 1944, cuando la comunicación marítima se cortó definitivamente, lo que provocó que los habitantes de las islas anglonormandas quedaran "abandonados a su suerte".

Desde el mando aliado se acordó cercar las islas por mar para provocar su capitulación por inanición.

 

La Royal Navy de Gran Bretaña bloqueó el suministro de las islas de vez en cuando, pero más especialmente tras el Día D, 6 de junio de 1944, el conocido como el desembarco de Normandía.

Tras la liberación de Francia las islas quedaron completamente sitiadas y desabastecidas.

Hubo gran hambruna y privaciones durante la ocupación alemana, especialmente en los 6 últimos meses la población estaba cercana a la desnutrición.

Intensas negociaciones permitieron que el buque de la Cruz Roja llamado Vega repartiera víveres en diciembre de 1944.

El buque hizo 4 viajes más posteriores hasta la liberación de las islas.

Etiquetas: Gran Bretaña, II Guerra mundial, Nazis

COMENTARIOS