La última aborigen de Tasmania

La trágica vida de una mujer que se escondió durante toda su vida por ser aborigen.

Retrato de Truganini, última aboriden de Tasmania

 

En 1812 nacía en la Tierra de Van Diemen (así era conocida la isla de Tasmania en aquel entonces) Truganini, hija de de Mangerne, el jefe del lugar. Su vida estuvo marcada por la persecución que sufrieron los aborígenes de la zona, viendo como poco a poco aquellos a los que conocía iban siendo aniquilados. Sufrió la Guerra Negra en su niñez, pero la situación no mejoraría a lo largo de su vida.

 

Acompañó al misionero cristiano George Augustus Robinson haciendo tareas de intérprete durante las misiones de éste en la isla, ya que estaba convencida de que eso la protegería de la violencia. Después de varios traslados por diferentes lugares, de convertirse al cristianismo, de cambiarse el nombre y de una huida desesperada a Melbourne, no lograría nunca dejar de ser perseguida.

 

Con su muerte, en 1876, desaparecía la que se consideró tradicionalmente como la última aborigen de Tasmania. Pero su desdicha no acabaría ahí, ya que a pesar de que en sus últimas voluntades pidió ser incinerada y que sus cenizas se depositasen en el mar, fue enterrada en una cárcel de mujeres, exhumada a los dos años con fines científicos y expuesta en un museo.

 

No será hasta el centenario de su muerte, en 1976, cuando se vean cumplidos sus deseos. A pesar de ello, en el año 2002, The Royal College of Surgeons of England devolvía a Tasmania muestras de su piel y su pelo.

 

Etiquetas: Curiosidades, Historia

COMENTARIOS