La química de la fumata blanca

¿Qué queman para que el humo sea tan blanco y visible?

fumata
Ver galería Los gorros del Papa

Antiguamente, para producir el color negro de la fumata fallida se usaba carbón o alquitrán, mientras que para el humo blanco se disponía de paja fina. La química ha modificado ligeramente este arcaico sistema y actualmente se usan distintos productos químicos para distinguir la coloración de la fumata que anuncia la elección o no del sumo pontífice. ¿Cuál es la composición?

Tal y como explicado el servicio de información vaticano, a partir del cónclave celebrado en 2005, para que no existiese ninguna duda sobre el color del humo, se decidió utilizar un sistema auxiliar de producción de humo además de la tradicional estufa donde se queman los votos. El aparato, instalado junto a la estufa tradicional dispone de una puerta en el cual, en función del éxito de la votación, se introducen distintos productos químicos. Estos productos químicos se queman gracias a un dispositivo electrónico mientras se queman los votos secretos.

El material que produce el humo negro, explican desde el Vaticano, está compuesto por perclorato de potasio, antraceno (un componente de alquitrán de hulla) y azufre. Por su parte, la fumata blanca se genera gracias al clorato de potasio, la lactosa (un combustible muy inflamable) y colofonia (una resina natural que se obtiene de las coníferas).

Tanto el humo químico como el producido por las papeletas quemadas se unen en un conducto común que desemboca en la chimenea que, durante horas, miles de fieles han controlado atentos para saber si la iglesia católica tenía de nuevo papa.

Etiquetas: Cristianismo, Curiosidades, Religión

COMENTARIOS