La noche que nació Frankenstein

En una villa suiza y en noche de tormenta, Mary W. Shelley comenzó a escribir Frankenstein como un juego, hace 200 años.

Mary Shelley
Ver galería Los libros más vendidos de la historia

Hay distintas versiones sobre la “velada de Villa Diodati”, la mítica madrugada del 17 de junio de 1816 en que se gestó una de las más famosas novelas de todos los tiempos: Frankenstein o el moderno Prometeo, de Mary Wollstonecraft Shelley, cumbre de la literatura gótica. Varios de los presentes se contradicen unos a otros en sus diarios sobre los detalles, pero en lo esencial la historia fue como sigue.

A finales de mayo de 1816, el poeta inglés Lord Byron y su médico y amigo John Polidori, también escritor, se instalaron en una mansión llamada Villa Diodati, a orillas del lago Lemán (Suiza), para pasar los meses de verano. Pronto se les unieron más amistades: el poeta Percy Shelley, su esposa, Mary, y la hermana de ésta, Claire Clairmont (que mantenía una relación con Byron). Pero aquel iba a ser el conocido como “año sin verano”: a consecuencia de una erupción volcánica en Indonesia, hubo una bajada de temperaturas global que se hizo sentir en el idílico rincón helvético en forma de constantes tormentas. ¿Qué hacer para entretenerse cuando el tiempo es pésimo y apenas se puede salir?

Tras una conversación de Byron y Shelley sobre el galvanismo –producción de reacciones fisiológicas mediante la electricidad, un asunto entonces en boga– y la posterior lectura de Fantasmagoriana, una antología de cuentos de terror, surgió una idea para matar el tedio: que cada uno escribiera su propio relato de tema sobrenatural y al final los pusieran en común. Claire se desentendió y el resto aceptó el reto, aunque sólo dos de los presentes dieron forma a textos acabados; Byron comenzó una historia de fantasmas que abandonó enseguida – sería más tarde publicada como Fragmento de un relato– y Percy Shelley inició otra sobre un espectro hecho de cenizas, pero no pasó de la primera página.

Sin embargo, en la madrugada del 17 de junio de 1816, lo que empezó como un juego entre amigos fue el germen de dos de las más notables novelas góticas del siglo XIX, El vampiro (1819), de John William Polidori –historia vampírica antecedente directo del Drácula de Bram Stoker–, y sobre todo la citada Frankenstein (1818). Esta última ha hecho pasar a la Historia a su autora, Mary W. Shelley, y conocería centenares de ediciones en todo el mundo y 46 adaptaciones cinematográficas; las más famosas, las que tuvieron al actor británico Boris Karloff como intérprete del desvalido monstruo.

Etiquetas: Leyendas, Literatura, Mitos, Mujeres, Personajes famosos, escritores

COMENTARIOS