La llegada a la Luna: ¿montaje espacial?

Algunos ponen en duda que el Apolo 11 alunizara en julio de 1969. Otros, en cambio, afirman que hallaron pruebas de vida extraterrestre.

LAG
Alunizaje del Apolo 11

Las dos horas y media que los tripulantes del Apollo 11 estuvieron en la Luna han dado para mucho a los amantes de las conspiraciones. Algunos de ellos sostienen que los alunizajes fueron un montaje y otros que los astronautas se encontraron con extraterrestres o huellas de éstos en el Mar de la Tranquilidad. La principal prueba en contra de la falsificación de los alunizajes es que los soviéticos admitieron su derrota en la carrera por la conquista del satélite. Pero, ¿qué pasa con las visiones de ovnis refrendadas por comunicaciones radiofónicas y las de edificios respaldadas por películas? La prueba más popular a favor de la presencia de extraterrestres en la Luna se conoce como la transcripción de Sam Pepper, por el radioaficionado que afirma que la captó, y atribuye a Armstrong y Aldrin frases como: “Estas criaturas son gigantescas... enormes”; “Vimos unos visitantes. Estuvieron aquí un rato, observando los instrumentos”; “Había otras astronaves. Están alineadas al otro borde del cráter”. La transcripción, que ha sido reproducida en numerosos libros y revistas sobre ovnis desde 1975, no ha sido confirmada por ninguno de los miles de radioaficionados que siguieron en directo las conversaciones entre los astronautas y Houston. “Hay quien dice que vimos hombrecillos verdes al otro lado del cráter. Es la tontería más grande que he oído”, zanja Aldrin cuando se le menciona el asunto.

Edificios en la Luna

Más espectacular aún e igualmente fraudulenta es la historia del hallazgo de ruinas alienígenas. Algunos miembros del Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias (IPRI) contaron al escritor Juan José Benítez en 1975 que extraterrestres de Ganímedes e Ío les habían contado la historia. Más recientemente, un supuesto ingeniero de la NASA explicó a sus amigos ufólogos españoles que él cortó la conexión por televisión cuando Armstrong y Aldrin descubrieron edificios en la Luna, y, en 2004, Benítez presentó en TVE imágenes de los astronautas recorriendo esas instalaciones. “Es mentira. Nadie podía cortar la señal de televisión”, sentencia Luis Ruiz de Gopegui, director de la Estación de Seguimiento de Fresnedillas de la NASA en tiempos del proyecto Apollo. Además, la película fue un montaje hecho por Dibulitoon Studio, un estudio de animación vasco. ¿Para qué iba la NASA a ocultar la existencia de extraterrestres, cuando tan bien le vendría para obtener mayores asignaciones presupuestarias?, ¿cómo es posible que, con los cientos de miles de personas implicadas en el proyecto Apollo, ninguna haya filtrado a los medios una prueba concluyente?

Etiquetas: Astronautas, Luna, conspiración

COMENTARIOS