La Liga de Muchachas Alemanas, las verdaderas feminazis

La rama femenina de las Juventudes Hitlerianas agrupaba a las jóvenes alemanas de entre 10 y 18 años afiliadas al Partido Nacionalsocialista (NSDAP). Algunas de ellas participaron en la defensa de Berlín, al final de la Segunda Guerra Mundial.

Hitler&BDM
Ver test ¿Cuánto sabes sobre Adolf Hitler?

La Liga de Muchachas Alemanas (Bund Deutscher Mädel, BDM por sus siglas en alemán) era la rama femenina de las Juventudes Hitlerianas (Hitlerjugend, HJ). Fundada en 1930, tras la llegada de los nazis al poder –en 1933– ambas fueron las únicas organizaciones juveniles permitidas en la Alemania nacionalsocialista. A partir de diciembre de 1936, el ingreso en la Liga se volvió obligatorio. Pero sólo podían ser miembros de la BDM las ciudadanas alemanas de entre 10 y 18 años, étnicamente arias y sin enfermedades contagiosas.

Su primera líder e inspiradora fue Trude Mohr (1902–1989), funcionaria de Correos y militante del Partido nazi desde 1928; nombrada Reichsreferentin en 1934, reportaba directamente a Baldur von Schirach, líder de las HJ. El genuino ideario feminazi se desprende de sus discursos:

"Nuesto pueblo necesita una generación de chicas saludables en cuerpo y mente, seguras y decididas, orgullosas y confiadas, que asuman su lugar en la sociedad con equilibrio y discernimiento; libres de sentimentalismos y, precisamente por eso, poseedoras de una feminidad agudamente definida: ¡camaradas de un hombre, al que no ven como un ídolo, sino como un compañero! Portadoras de los valores del nacionalsocialismo, estas chicas los transmitirán a la próxima generación como baluarte espiritual de nuestro pueblo".

Tras su boda y embarazo en 1937, Mohr fue sucedida por Jutta Rüdiger, doctora en psicología de 27 años, hasta la disolución de la BDM al final de la Segunda Guerra Mundial.

Las jóvenes nazis de la Liga eran formadas para conocer y adoptar el folklore y las tradiciones populares alemanas, y aprendían a representar los roles tradicionales de la mujer en la nueva Alemania nacionalsocialista. Su adoctrinamiento incluía el ser enviadas a trabajar al campo en granjas de familias numerosas. Dotada de sus propios uniformes e insignias –falda azul, camisa y calcetines blancos–, la Liga fomentaba la rebeldía contra los padres y exigía fidelidad absoluta a su Führer, Adolf Hitler.

Durante los últimos meses de la guerra, algunas BDM tomaron parte activa en la defensa del territorio alemán invadido por los aliados. No existen datos fiables sobre el alcance de su participación en los combates de la batalla de Berlín, ya que no lucharon encuadradas en unidades ni de manera conjunta o coordinada, sino que las chicas más leales al régimen lo hicieron de forma voluntaria uniéndose a las HJ y a la Wehrmacht. Como otros miembros adultos del partido nazi, algunas jóvenes prefirieron suicidarse antes de ser hechas prisioneras por los soviéticos. Tras la guerra, la BDM fue disuelta y desde entonces ninguna organización guarda relación con la desaparecida Liga de Mujeres Alemanas.

De características similares, en 1934 se fundó en Madrid la Sección Femenina (SF), rama femenina del partido fascista Falange Española, creado por José Antonio Primo de Rivera. Constituida en 1934, la SF llegó a funcionar durante cuarenta años, siendo disuelta tras la muerte del General Franco.

Etiquetas: Alemania, Guerras, Nazis, Segunda Guerra Mundial

COMENTARIOS