Kirk Douglas, el último superviviente

Repasamos los papeles más emblemáticos del legendario actor de Hollywood.

Kirk Douglas
Ver galería 12 batallas de cine

Kirk Douglas es Historia viva del cine: el 9 de diciembre cumple 100 años y es la última gran estrella superviviente del Hollywood clásico. Nacido en Nueva York en 1916, su verdadero nombre es Issur Danielovitch: sus padres fueron judíos rusos emigrados a Estados Unidos. Tras una infancia y primera juventud de pobreza y superación, debutó en el cine en 1946. Su octava película, El ídolo de barro (1949), lo lanzó al estrellato. Hasta su retirada definitiva en 2008 hizo 92 películas entre cine y televisión, estuvo nominado tres veces al Oscar, triunfó en el teatro, probó suerte como productor y director, se casó dos veces, tuvo cuatro hijos -entre ellos, el famoso Michael Douglas- y sobrevivió a un accidente de helicóptero en 1991 y a una embolia en 1996 (tuvo que reaprender a hablar ¡y volvió al cine después!).

Estos son algunos de sus papeles más recordados:

El ídolo de barro (1949, Mark Robson). Su personaje del boxeador Midge Kelly, que lucha por salir de la miseria, le valió la fama y su primera nominación al Oscar.

El gran carnaval (1951, Billy Wilder). Como el despiadado reportero sensacionalista Chuck Tatum, que manipula un accidente en una mina para lograr una exclusiva, nos puso los pelos de punta.

Cautivos del mal (1952, Vincente Minnelli). Otro personaje sin escrúpulos, el del productor de cine Jonathan Shields, y otra nominación a la dorada estatuilla.

El loco del pelo rojo (1956, Vincente Minnelli). Para muchos, su interpretación del genial y torturado Van Gogh es la mejor de su carrera. Fue la tercera y última vez que optó al Oscar... y se quedó sin él, pero ganó el Globo de Oro y varios premios más.

Senderos de gloria (1957, Stanley Kubrick). Otra actuación impresionante, como el humano coronel Dax, en esta obra maestra dirigida por otro grande del cine. Estuvo prohibida en Francia por su crítica al ejército galo en la Primera Guerra Mundial, y en España hasta 1986 por su antibelicismo. La favorita del propio Kirk.

Espartaco (1960, Stanley Kubrick). Su rodaje acabó con la amistad entre Kubrick y Douglas, también productor. Quizá la mejor "peli de romanos" de la Historia, con un mensaje intemporal.

Los valientes andan solos (1962, David Miller). Estuvo brillante como Jack Burns, un vaquero que no encuentra su sitio en la sociedad moderna.

El día de los tramposos (1970, Joseph L. Mankiewicz). Como el cínico Paris Pitman, protagonizó un gran duelo actoral con Henry Fonda en este western cómico.

Cosas de familia (2003, Fred Schepisi). Tras superar una embolia, trabajó por primera vez con su hijo Michael, su nieto Cameron y su exmujer Diana.

Etiquetas: Actores y actrices, Personajes famosos, Primera Guerra Mundial, Teatro, cine, cultura

COMENTARIOS