Gran Bretaña pide perdón a Alan Turing

Elena Sanz

turingAlan Turing fue un brillante matemático, precursor de la informática y la inteligencia artificial, que se hizo famoso sobre todo por su trabajo descifrando los códigos nazis de la máquina Enigma. ?Él fue verdaderamente uno de esos individuos cuya contribución única ayudó a variar el rumbo de la guerra?, publica el primer ministro británico Gordon Brown en su web oficial, en la que ha pedido disculpas públicamente por "el modo tan inhumano en que fue tratado".

En efecto, en 1952, Turing fue perseguido y condenado por "indecencia y perversión" tras admitir haber mantenido relaciones sexuales con otro hombre. Su sentencia fue la castración química mediante una serie de inyecciones de estrógenos (hormonas femeninas). Dos años después, en 1954, se suicidó con cianuro.

"Aunque Turing fue tratado con arreglo a la ley del momento y no podemos volver atrás en el reloj, su tratamiento fue por supuesto totalmente injusto y me alegro de tener la ocasión de decir lo apesadumbrados que yo y todos nosotros nos encontramos por lo que le sucedió. Alan y los otros miles de gays condenados como él bajo leyes homófobas fueron tratados de un modo terrible", publica Brown.

Sus palabras llegan unas semanas después de que el científico John Graham Cumming pusiera en marcha una petición formal que solicitaba una disculpa pública del gobierno británico por el tratamiento que recibió quien logró descifrar los mensajes alemanes durante la contienda. La iniciativa contó con el apoyo popular y llegó a reunir más de 30.000 firmas.

?Este reconocimiento de Alan como una de las víctimas británicas más famosas de la homofobia constituye otro paso hacia la igualdad. Pero incluso más que eso, Alan merece el reconocimiento por su contribución a la humanidad. Para los que nacimos después de 1945 en una Europa unida, democrática y pacífica, es difícil de imaginar que nuestro continente fuera una vez el teatro de las horas más oscuras de la humanidad. Resulta difícil de creer que las personas pudieran consumirse tanto por el odio, por el antisemitismo, por la homofobia, por la xenofobia y por otros prejuicios criminales, que las cámaras de gas y los crematorios se convirtieran en una pieza del paisaje europeo del mismo modo como durante cientos de años las galerías de arte, las universidades y las salas de conciertos distinguieron la civilización europea.? , subraya Gordon Brown.

"En el nombre del gobierno británico, y de todos aquellos que viven en libertad gracias a la obra de Alan, me enorgullezco de decir: lo sentimos, tu mereciste algo mucho mejor."

Etiquetas: Historia, Nazis, Personajes famosos

COMENTARIOS