El último vuelo del Principito

Antoin de Saint-Exupéry, el autor del "Principito", era también un experimentado aviador.

El último vuelo de Saint-Exupéry
Ver vídeo Los 25 libros más vendidos de la historia

Además de escritor, Antoine de Saint-Euxpéry era un consumado aviador. Como piloto de línea, estableció la comunicación aérea entre Buenos Aires y la Patagonia y realizó vuelos de Nueva York a Tierra del Fuego y de París a Saigón.

Saint-Exupéry tomó parte en la Segunda Guerra Mundial como piloto de combate. A pesar de haber nacido en 1900 y de ser en aquel momento demasiado mayor para entrar en combate como piloto militar, los mandos militares decidieron aprovechar sus habilidades para que realizase un vuelo de reconocimiento sobre el sur de Francia. Despegó de Córcega con su P-38 Lightning el 31 de julio de 1944 a las 8:45 de la mañana.

La Segunda Guerra Mundial se había recrudecido en Europa, y el autor de El principito, realizó su última misión aquel día de verano sobre su país ocupado. "Si soy abatido, no lamentaré absolutamente nada”, estas palabras, escritas el 30 de julio de 1944, un día antes de que su avión desapareciese, avivaron el mito y la controversia sobre la muerte del escritor.

La pulsera de Saint-Exupéry encontrada por un pescador.

En septiembre de 1998 un pescador encontró al este de la isla de Riou (a 20 km del sureste de Marsella) una pulsera de plata en la que estaba grabado el nombre de Saint-Exupéry y el de su mujer Consuelo y sus editores Reynal y Hitchcock. En 2000 un buzo localizó los restos de un P-38 Lightning esparcidos a 1 km de la isla de Riou, cerca de donde había sido localizado el brazalete. En abril de 2004 especialistas del Departamento de Arqueología Subacuática confirmaron que los restos del avión encontrados eran los del escritor francés.

Sus restos mortales, que nunca llegaron a aparecer, podrían ser los de un cadáver con insignias francesas que fue encontrado en agosto de 1944 en el archipiélago de Frioul, al sur de Marsella, y que fue enterrado en Carqueiranne en septiembre del mismo año.

Etiquetas: Aviación, Francia, Historia, Literatura, Segunda Guerra Mundial, escritores

COMENTARIOS