El último hogar de Trotski

Trotski viajó con su esposa, Natalia Sedova, a México para vivir su exilio definitivo en 1936.

Casa-Museo de Trotski en Coyoacán (México)

A su llegada, el matrimonio ruso fue recibido por los artistas Frida Kahlo y Diego Rivera en el puerto mexicano de Tampico y desde allí se trasladaron a Coyoacán, uno de los 16 distritos de la capital, México D.F.

Allí, la pareja se instaló en la "Casa Azul", morada de Frida y Diego, hasta la ruptura política con este último. Así, tres años después de su llegada a México se mudaron a una casa en la calle Viena de Coyoacán.

Hoy, el hogar mexicano del matrimonio Trotski es un museo y alberga una organización que trabaja para promover el asilo político. Además se exhiben fotografías de su familia y su vida como revolucionario. La Casa-Museo de León Trotski se mantiene con la decoración intacta desde la tarde del 21 de agosto de 1940, cuando el mayor opositor de Stalin recibió en su estudio al catalán Ramón Mercader, que le propinó un golpe mortal en la cabeza.

En el jardín de la Casa-Museo de León Trotski se encuentra la tumba del estadista y político ruso, que guarda sus cenizas y las de su esposa. El proyecto de convertir esta casa en museo fue de Esteban Volkow, nieto de Trotski, con el fin de preservar el pensamiento político y revolucionario de su abuelo.

 

Etiquetas: Políticos, museos

COMENTARIOS