El polémico Borges

Candidato a Premio Nobel de Literatura durante treinta años, Jorge Luis Borges murió el 14 de junio de 1986 en una de sus patrias: Suiza.

Borges
Ver artículo Personajes históricos epilépticos que resultaron no serlo

Nacido el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires, fue educado por una institutriz inglesa, pero la mayoría del tiempo lo pasaba leyendo en la fabulosa biblioteca de su padre.

Con siete años comenzó su primer relato, al que le seguirían, traducciones, ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y el pensamiento universales, además de objeto de minuciosos análisis y múltiples interpretaciones, trasciende cualquier clasificación y excluye todo tipo de dogmatismo.

En 1914, la familia Borges realiza un periplo por Europa que marcaría su obra posterior, comenzando en Ginebra, Barcelona, Palma de Mallorca, Madrid, Sevilla… hasta que en 1921, regresan a Buenos Aires. Fue entonces cuando inició sus colaboraciones en numerosas revistas que iban naciendo en el panorama literario argentino.

Antes de su segundo viaje a Europa en 1923, salió una tirada de 300 ejemplares de su primer libro de poesía, Fervor de Buenos Aires.

Después de un año en España e instalado definitivamente en su ciudad natal a partir de 1924, continuó con sus labores literarias que le valieron su reputación de jefe de la más joven vanguardia. En los siguientes treinta años Borges se transformaría en uno de los más brillantes y más polémicos escritores de América. Cansado del ultraísmo que él mismo había traído de España, intentó fundar un nuevo tipo de regionalismo, enraizado en una perspectiva metafísica de la realidad. Escribió cuentos y poemas sobre el suburbio porteño, sobre el tango, sobre fatales peleas de cuchillo…

Los albores de la década de 1950 marcaron el inicio del reconocimiento de Borges dentro y fuera de Argentina. Tras un golpe militar —denominado Revolución Libertadora— que derrocó al gobierno peronista, Borges fue elegido en 1955 director de la Biblioteca Nacional de Argentina, cargo que ocuparía por espacio de 18 años. En 1956 dictó el curso de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires y fue nombrado catedrático titular en la misma universidad.

Si bien siempre priorizó su desarrollo literario por sobre la política, mantuvo una militancia relativamente activa dentro de la resistencia radical y defendió el polémico anarquismo filosófico de raíz liberal spenceriana, aprendido del padre.

La importancia de su obra se ve reconocida con el Premio Miguel de Cervantes en 1979, época en la que ya era un cotizado conferenciante en las universidades de medio mundo.

Ciego y aquejado de un cáncer, decidió volver a la Ginebra de su infancia, en la que murió hace hoy treinta años, dejándonos una producción literaria de las más brillantes de la Literatura universal.

Etiquetas: América, Literatura, Personajes famosos, escritores

COMENTARIOS