Un juramento en el Air Force One

El asesinato de Kennedy obligó a su vicepresidente Lyndon B. Johnson a jurar su cargo en el Air Force One.

Johnson jurando su cargo en el Air Force One

Aquel fatídico 22 de noviembre de 1963 moría abatido en Dallas el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy. Su carrera política, su famoso programa electoral, conocido como Nueva Frontera, y la mitificación de su figura permitían vislumbrar el cambio que se estaba gestando en la sociedad norteamericana.

 

La televisión, un medio de comunicación todavía muy joven, le dio numerosas posibilidades a Kennedy, y la retransmisión en directo durante cuatro días de su asesinato y funeral permitió a millones de estadounidenses vivir en sus casas el duelo por su presidente.

 

El inesperado final del joven demócrata obligó a su vicepresidente, Lyndon B. Johnson, a ejercer el gobierno del país desde que juró su cargo en el Air Force One, el avión que iba a trasladar los restos de JFK desde Dallas. De este momento se conserva una imagen histórica, realizada por el fotógrafo oficial de Kennedy Cecil W. Stoughton, en la que Johnson, rodeado por su mujer y por Jackie Kennedy, jura ante la jueza Sarah T. Hughes su nuevo cargo.

 

El nuevo presidente continuaría el camino que había abierto su predecesor en cuanto a política social se refiere, dando pasos hacia la igualdad racial. De hecho, los seis primeros meses de su mandato Johnson los dedicó a los derechos civiles, reuniéndose con importantes líderes como Luther King, con el que debatiría la Ley de Derecho de Voto, aprobada en 1965.

Etiquetas: Crímenes históricos, Estados Unidos, Fotos históricas, Historia

COMENTARIOS