El fotógrafo oficial de Hitler

Hugo Jaeger encandiló al Führer con sus fotografías en color, acompañando al líder nazi en sus viajes y siendo un cómplice más de la barbarie nazi.

Hitler Berlín

El régimen nazi demostró continuamente su abrumadora fuerza y poder mediante la propaganda. Los carteles, la radio y el cine convirtieron el nazismo en un espectáculo retransmitido por los noticiarios oficiales. En una época donde las emisiones eran en blanco y negro, un fotógrafo se atrevió a utilizar la recién estrenada película fotográfica en color ganándose el respeto del Führer.

Hugo Jaeger (1900-1970) se convirtió desde 1936 hasta el final de la II Guerra Mundial en uno de los fotógrafos personales de Hitler, probablemente su preferido. Jaeger acompañó al líder nazi en sus viajes oficiales, pero también estuvo presente en la intimidad del dictador, fotografiando la fiesta de su 50 cumpleaños. No era un gran fotógrafo, sus imágenes no respetan las normas de composición, son pobres en técnica, pero impresionan por el color. El propio Führer reconoció al ver su trabajo que “El futuro pertenece a la fotografía en color”.

Estamos acostumbrados a ver la historia más terrible del s. XX en blanco y negro, y estas fotografías son propaganda en sí mismas. Las apabullantes puestas en escena de los nazis, sus enormes símbolos coronando las fachadas de los edificios más importantes y el clamor popular en los desfiles, permiten entrever algunas de las claves para que una nación entera se dejase arrastrar por el fanatismo.

Pero además de los retratos de jerarcas nazis o de las masas aclamando al líder, Jaeger también retrató la vida de los judíos de Varsovia y Kutno tras la invasión alemana de Polonia.

Después de la II Guerra Mundial Jaeger tuvo la suerte de pasar inadvertido y no recibió ningún castigo, una suerte que no acompañaría a Heinrich Hoffmann, otro de los fotógrafos del régimen que fue condenado a diez años de cárcel. Jaeger guardó 2000 diapositivas en una maleta y parece que después las metió en tarros de cristal y las enterró, pero la historia no es demasiado clara. Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que en 1965 el fotógrafo vendió las fotografías a la revista Life, que las hizo públicas en 2008.

 

Fotografía: ©Hugo Jaeger/ The LIFE picture collection/ Getty Images

Etiquetas: Fotos históricas, Historia, Hitler, II Guerra mundial, Nazis

COMENTARIOS