El día que se apagó la Gran Manzana

El apagón se inició a las 8:37 PM (Hora del Este de los Estados Unidos) del 13 de julio con un rayo que cayó en una subestación eléctrica en el río Hudson.

El apagón de Nueva York de 1977
Ver galería Indios norteamericanos, una cultura inspiradora

El corte del suministro eléctrico afectó a toda la ciudad de Nueva York y alrededores, desde el 13 de julio al 14 de julio de 1977. A diferencia de los apagones de 1965 y 2003, el de 1977 dio lugar a numerosos desórdenes públicos, saqueos y pillaje.

 

El apagón ocurrió cuando la ciudad enfrentaba una severa crisis financiera y sus residentes estaban aterrorizados con los asesinatos del homicida autodenominado "Hijo de Sam".

EE UU estaba sufriendo una debacle económica y algunos historiadores citan a la crisis financiera como la raíz de los desórdenes, mientras que otros señalan el cálido mes de julio de ese año, en el cual la ciudad estaba en medio de una severa ola de calor.

 

Otros señalan que así como el apagón de 1977 ocurrió en la noche, cuando los dueños de las tiendas ya habían ido a sus hogares, otros como el apagón de 1965 ocurrió de día y los dependientes se quedaron en las tiendas para protegerlas. Sin embargo, los saqueos en 1977 continuaron al día siguiente, con la policía en alerta.

 

Los saqueos y el vandalismo se multiplicaron, especialmente en las comunidades afroamericanas y puertorriqueñas, afectando a 31 vecindarios, incluyendo todos los barrios pobres de la ciudad. Tal vez la zona más afectada fue en Brooklyn, donde 210 tiendas fueron saqueadas. También en ese lado del Hudson se reportaron 25 incendios activos a la mañana siguiente.

 

Los ladrones aprovecharon la ocasión y fue denunciado el robo de 50 automóviles Pontiac nuevos de un concesionario situado en el Bronx.

 

El resultado de estos disturbios se saldó con 550 policías fueron heridos, mientras que 4.500 saqueadores fueron arrestados. Se convirtió en el mayor arresto masivo en la historia de la ciudad y muchos detenidos fueron ingresados en celdas superpobladas y en los subterráneos de las comisarías.

 

Otras consecuencias del apagón se sufrieron en los medios de transporte públicos: los aeropuertos de LaGuardia y John F. Kennedy fueron cerrados casi ocho horas, los túneles automovilísticos fueron cerrados debido a la falta de ventilación y 4.000 personas fueron evacuadas del metro.

 

Consolidated Edison –la empresa responsable de dar luz a la ciudad que nunca duerme– denominó al apagón como un "acto de Dios", enfureciendo al alcalde Abraham Beame, que acusó a la empresa eléctrica de "grave negligencia".

En total, 1.616 tiendas fueron dañadas por los saqueos y disturbios y se reportaron 1.037 incendios.

 

Un estudio del Congreso estadounidense estimó que el costo de los daños alcanzó poco más de 300 millones de dólares.

Etiquetas: Curiosidades, Estados Unidos

COMENTARIOS