El detonante de Pearl Harbor

En la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941, la Armada Imperial Japonesa atacó la base naval estadounidense en Pearl Harbor (Hawái).

Pearl Harbor
Ver test ¿Cuánto sabes sobre la Segunda Guerra Mundial?

Aquella mañana en el lado americano nadie pensaba que Japón daría el paso de entrar en guerra. Pero las fuerzas niponas decidieron poner toda la carne en el asador y sus más de 350 aviones lanzaron sus bombas casi sin oposición contra lo más granado de la flota yanqui: ocho acorazados de los cuales cuatro se hundieron y otros tres quedaron severamente dañados.

La victoria japonesa fue absoluta y se convirtió en la primera parte de una rápida ofensiva para apoderarse del océano Pacífico y sus principales puntos estratégicos. Sólo horas después, las tropas del emperador Hirohito iniciaron la invasión de las islas Filipinas.

Había planes muy consolidados detrás del ataque. En 1940, Japón había ocupado Indochina. Tokio buscaba rodear a Pekín pero también las riquezas naturales del sudeste asiático, como el caucho y el petróleo. La idea era depender menos de Estados Unidos, su gran proveedor de oro negro.

Esta zona del Pacífico había quedado algo huérfanas ante la urgencia de las colonias inglesas u holandesas de luchar contra Hitler.

Estados Unidos, que hasta ahora seguía siendo neutral, sí había trasladado su flota de Pacífico más cerca de los escenarios conflictivos: de San Diego hasta la base hawaiana de Pearl Harbor.

Así, al día siguiente del ataque, el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt anunció la entrada en la guerra contra Japón. La entrada del gigante americano supera el teatro del Pacífico, pues los coaligados de japoneses y americanos empezaron a declararse la guerra mutuamente.

Winston Churchill deseaba desde hacía un año la entrada de EE UU en la contienda porque significaría el apoyo definitivo para la victoria aliada y así fue.

Por su parte, la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini oficializaron su enfrentamiento con Estados Unidos el 11 de diciembre de 1941, a los pocos días del ataque de Pearl Harbor, acudiendo en apoyo a Japón, el otro integrante del Eje.

Además de haber provocado la entrada en la II Guerra Mundial de Estado Unidos, el bombardeo a la base hawaiana de Pearl Harbor –y la posterior irreductibilidad nipona– inició la cuenta atrás para que EE UU lanzara la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki.

Etiquetas: Batallas famosas, Guerras, II Guerra mundial, Japón

COMENTARIOS