El Carnaval de Cádiz, prohibido durante la Guerra Civil

La tradición carnavalesca es una de las más disfrutadas en Cádiz. Pero poca gente recuerda que sus festejos estuvieron prohibidos durante la Guerra Civil.

Máscara carnavalesca

Las primeras referencias a los carnavales de Cádiz que se conocen proceden del siglo XVI. De hecho, se sabe que a finales de ese siglo, estos festejos gozaban ya de gran arraigo entre los gaditanos. A partir de entonces, la tradición carnavalesca es una de las más disfrutadas y conocidas. Estas fiestas se celebraron incluso durante la invasión francesa. Sin embargo, hubo una época durante la cual se suspendió la celebración: el 5 de febrero de 1937, en plena Guerra Civil, se publicó en el Boletín Oficial del Estado la prohibición del carnaval.

 

Espíritu festivo

En efecto, el Carnaval de Cádiz se prohibió mientras se libraba la batalla del Ebro, y no fue hasta 1947 cuando se recuperó la tradición, hecho este que se produjo a raíz, paradójicamente, de una desgracia: la explosión del depósito de minas de San Severiano, que provocó unas 200 víctimas en la ciudad. El gobernador civil, Carlos María Rodríguez de Valcárcel, decidió entonces que había que levantar los ánimos y que para eso lo mejor era recuperar el espíritu festivo del Carnaval.

Etiquetas: España, Guerra Civil

COMENTARIOS