Dorothea Lange, la fotógrafa de la Gran Depresión

La americana Dorothea Lange capturó la instantánea de la Madre Migrante, icono del período de miseria generalizada que se dio en EEUU tras el crac de 1929.

Dorothea Lange 1936

En 1929, tras años de constantes subidas la bolsa de Nueva York cayó repentinamente, dando comienzo a una etapa de crisis económica que se conoció como la Gran Depresión. Los felices años 20 llegaban a su fin para dar paso a un período de recesión a nivel mundial.

El clima de agitación social en Europa facilitó la aparición de regímenes autoritarios frente a unos gobiernos democráticos cada vez más debilitados. La cooperación entre las diferentes potencias fue desapareciendo y cada Estado comenzó a ver a los demás con desconfianza.

Niños de Oklahoma en un campo en California

En Estados Unidos, foco de esta crisis, la miseria se extendió como una plaga. Los sectores que se vieron más afectados fueron la industria pesada, la agricultura y la producción de bienes de consumo. Así, ciudades que dependían directamente de alguno de estos sectores, como Chicago o Detroit, sufrieron con más intensidad los devastadores efectos de la crisis.

Esta situación dejó a numerosas personas en la más absoluta pobreza, enterrando la esperanza de alcanzar el viejo sueño americano. Ante este contexto social, Dorothea Lange (1895-1965) comenzaría a captar con su cámara la situación de miles de trabajadores y campesinos estadounidenses que habían perdido su trabajo. Sus imágenes pronto interesaron a la Administración de Seguridad Agraria de Estados Unidos que la contrató para que realizara una serie de reportajes sobre la pobreza rural.

Madre migrante

En esta época Lange prepara junto a su marido Paul Schuster Taylor (economista) el libro A American Exodus, A Record of Human Erosion, en el que combinaban fotografías y textos con el fin de analizar el fenómeno migratorio de los trabajadores agrícolas.

De entre todas las imágenes que Lange capturó en esta época, hay una que destaca entre todas: Madre migrante. La instantánea, tomada en 1936 en California, retrata a una madre famélica de treinta y dos años con tres de sus siete hijos. Esta foto se convirtió en todo un icono de la historia del S. XX en EEUU y gracias a ella su autora pasó a ser un referente de la fotografía y el documentalismo gráfico.

 

Etiquetas: Crisis, Economía, Estados Unidos, Fotos históricas

COMENTARIOS