Curiosidades de la Constitución Española de 1978

Vargas Llosa y la Constitución
Ver galería Juan Carlos I, 39 años de reinado

La norma suprema del Estado nació en 1978, y aunque la mayoría conoce a la perfección sus principales artículos, hay varias anécdotas relacionadas con ella que no son tan conocidas.

 

Todos sabemos el día exacto de su nacimento, el 6 de diciembre del año 78, con Adolfo Suárez en el Gobierno y tras un referéndum en el que un 87,7% de ciudadanos dieron el visto bueno a este nuevo documento legislativo. Hasta ahí todo bien, pero, ¿quién se encargó de supervisar que se redactara en condiciones? Ni más ni menos que un prestigioso escritor, el ganador del Premio Nobel Camilo José Cela. Él fue el encargado de vigilar la redacción de la Constitución y, además, participó en los debates previos a su realización.

 

Otro aspecto curioso de la Carta Magna es que, pese a que está permitida su reforma, que no en todos los países constitucionales está regulado este aspecto, la nuestra solo ha sido reformada dos veces. La primera en 1992 para adecuarla al Tratado de Maastricht que se firmó con la Unión Europea, y la segunda, en el año 2011, para fijar el techo de déficit del Estado.

 

Parece mentira que con tanto ajetreo político haya habido tan poco desacuerdo y se haya mantenido casi intacta la Constitución, pero si revisamos los pasos necesarios para su reforma no es de extrañar. Para cambiar uno o varios aspectos es necesario un gran consenso, que es difícil de conseguir incluso si se gobierna en mayoría absoluta, y si lo que se quiere es la reforma total ya entramos en la disolución de las cámaras, elecciones…etc. y es complicado que algún partido arriesgue tanto tiempo y credibilidad política.

 

Un tema que siempre genera polémica, y ahora más que nunca, es el tema de las Comunidades Autónomas, aspecto que no está recogido en la Constitución. La Carta Magna no define un mapa concreto de España, tan solo dice que el país está formado por nacionalidades y regiones con capacidad de autogobierno, sin entrar a discernir cuáles. Eso sí, deja la puerta abierta para que todos estos aspectos se regulen y marca el proceso a seguir para ello. A través de estas directrices se establecieron posteriormente las 17 Comunidades Autónomas y las dos Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla de las que está compuesto el Estado español.

 

Después de la Constitución de 1876, instaurada en la Restauración y suspendida en 1923 tras el golpe de estado de Primo de Rivera, la actual es la más longeva de la historia de España. Pero si la comparamos con la más longeva del mundo todavía vigente, la nuestra es un bebé. La de San Marino se redactó en el año 1600, hace más de 400 largos años.

Etiquetas: Curiosidades, España, Historia

COMENTARIOS