Corleone, el refugio de la mafia

El pueblo siciliano fue llevado a la gran pantalla por Coppola en la triología de El Padrino.

Corleone

A medio camino de Palermo y Agrigento, Corleone fue muro de contención y sede de vigilancia en las diferentes guerras de los sicilianos. Las rocas gemelas entre las que se encuentra el centro de Corleone lo convierten en un enclave estratégico.

Sobre la primera de las rocas calcáreas se alza una torre de vigilancia sarracena, el castillo Soprano, y sobre la segunda, insertada en la ciudad, el castillo medieval de los franciscanos.

Durante el siglo XX, la pobreza a la que se veían abocados los habitantes de Corleone, eminentemente campesinos, derivó en una masiva emigración hacia EE UU. De ahí que esta localidad siciliana haya sido la cuna de jefes de la Mafia como Michele Navarra, Luciano Leggio, Leoluca Bagarella y Bernardo Provenzano.

El hampa ha dominado la comunidad local durante décadas, y sólo recientemente se ha rebelado parte de la población contra su influencia.

Etiquetas: Europa, Geografía, cine

COMENTARIOS