Centro de tortura en Londres

En Kensington Garden, zona residencial de la capital, el gobierno británico torturó a prisioneros alemanes.

J. Hernández / S. M.
Zona residencial de la capital, Kensington Garden, donde el gobierno británico torturó a prisioneros alemanes

En junio de 2005, el diario inglés The Guardian tuvo acceso a unos documentos secretos del Archivo Nacional británico. En ellos se revelaba que el Ministerio de Defensa había construido en Londres –con el pleno consentimiento del Primer Ministro Winston Churchill y de los otros miembros del gobierno– un centro de interrogatorios para los prisioneros alemanes, en el que la tortura se convirtió en un método habitual para extraerles información.

El centro estuvo en funcionamiento entre julio de 1940 y septiembre de 1945.

Unos 3.570 prisioneros, entre militares y civiles, pasaron por ese lugar conocido como La Jaula, ubicado en el exclusivo barrio londinense de Kensington Garden.

El centro estaba dirigido por el teniente coronel Alexander Scotland, que había sido condecorado por sus interrogatorios a soldados alemanes durante la Primera Guerra Mundial.

Los detenidos eran golpeados hasta quedar al borde de la muerte, privados de sueño, para quebrar así su resistencia física, o amenazados con una ejecución sumaria para provocar un derrumbe psicológico.

Los huéspedes de La Jaula fueron sometidos a temperaturas extremas en unas duchas especialmente construidas para esa práctica o sufrieron intervenciones quirúrgicas innecesarias, mientras que otros fueron heridos con descargas eléctricas e instrumentos de tortura similares.

Siempre según los documentos hallados por The Guardian, muchos prisioneros murieron allí por falta de alimentos o por no poder soportar las altas o bajas temperaturas a las que eran expuestos.

La existencia de este centro fue sistemáticamente ocultada a la Cruz Roja Internacional.

Etiquetas: Historia, II Guerra mundial

COMENTARIOS