Camp David, un paso hacia la paz

El 17 de septiembre de 1978, Egipto e Israel firmaron un histórico acuerdo en Camp David (EE UU) que fue el primer paso hacia la paz en Oriente Medio.

Camp David
Ver galería 12 batallas de cine

Se conoce como acuerdo de Camp David el firmado por el presidente egipcio Anuar el-Sadat y el primer ministro israelí Menahem Begin el 17 de septiembre de 1978, tras doce días de negociaciones secretas auspiciadas por el entonces presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter. El acuerdo tomó el nombre del lugar en que se celebraron las reuniones: Naval Support Facility Thurmont, conocido como Camp David, una finca del Gobierno de EE UU a las afueras de Washington DC. Fue edificada como residencia de descanso para el presidente –función que conserva actualmente– en 1942, bajo el mandato de Franklin Delano Roosevelt, pero sería Eisenhower quien, en 1953, la nombrase Camp David, en recuerdo de su nieto.

Mediante este acuerdo, Sadat y Begin firmaron la paz en los conflictos territoriales que mantenían. Carter llevaba negociando desde que ganara las elecciones en 1976 con dirigentes de Egipto, Siria, Jordania e Israel –y, aunque no oficialmente, con representantes palestinos– para impulsar un proceso de paz que pusiera término, al menos, a los enfrentamientos fronterizos entre Israel y sus vecinos árabes, dejando para más tarde la cuestión de fondo del problema palestino. El punto de partida no fue fácil: Israel se negaba a aceptar la presencia palestina en las conversaciones y a discutir su retirada de la península del Sinaí, mientras que Egipto no quería la intervención norteamericana en el proceso y prefería conversaciones bilaterales de Israel con cada uno de los países árabes.

Así las cosas, el presidente egipcio adoptó una iniciativa que sorprendió al mundo entero e impulsó el proceso bilateral: Sadat visitó Israel en noviembre de 1977, reconociendo implícitamente por primera vez al Estado judío. Carter vio en ello una oportunidad de cambiar la dinámica árabe-israelí y –aunque se tratara de un proyecto menos ambicioso que su inicial plan de paz multilateral– propuso las conversaciones entre Sadat y Begin en suelo estadounidense. Finalmente, se alcanzó el histórico acuerdo de Camp David, por el cual Israel se comprometió a abandonar el Sinaí y devolver su soberanía a Egipto, mientras que Egipto reconocía la existencia de Israel como Estado de pleno derecho (fue el primer país árabe en hacerlo). También se estableció un calendario para resolver la cuestión palestina... pero, por desgracia, esa parte del acuerdo sigue siendo papel mojado.

Etiquetas: Egipto, Estados Unidos, Israel, Judíos, Palestina, Árabes

COMENTARIOS