Caballo Loco, el otro héroe de Little Big Horn

Caballo Loco no sólo fue un valiente de altura táctica, también defendió las tradiciones de su pueblo.

El monumento a Caballo Loco

Este jefe guerrero de los indios sioux de nombre Tasunka Witko (literalmente: su caballo es loco), comandaba la tribu sioux oglala en la segunda mitad del siglo XIX. Dotado según sus contemporáneos de una asombrosa capacidad táctica, plantó cara al gobierno estadounidense y a los colonos que decidieron ocupar las grandes llanuras, una invasión que ponía en riesgo su territorio. Caballo Loco (1840-1877) fue recordado no sólo por su arrojo en la batalla, sino por su determinación en la defensa de las tradiciones y forma de vida de su pueblo.

 

Un fuera de serie

Ya desde pequeño mostró su valentía, pues a los 12 años mató su primer bisonte y a los 16 había eliminado a un guerrero enemigo. De adulto llevaba sus ropas adornadas con 240 mechones de pelo y cada uno de ellos simbolizaba una acción valerosa.

Le habían nombrado jefe de su tribu a los 24 años de edad y Junto con Toro Sentado y Nube Roja gestó una alianza contra los invasores estadounidenses para recuperar sus tierras y preservar su modo de vida.

Comandó las fuerzas indias en la batalla de Little Big Horn (el 25 de junio de 1876), donde fue exterminado el 7º de Caballería estadounidense comandado por el general Custer.

En 1877 se vio obligado a rendirse junto a 800 seguidores, siendo uno de los últimos jefes indios en hacerlo. Fue confinado en Fort Robinson, dónde cayó asesinado a bayonetazos 6 meses después.

Etiquetas: Estados Unidos, indios, indígenas americanos

COMENTARIOS