Bertha Benz, una pionera al volante

Nacida en 1849, Bertha Benz realizó el primer trayecto de más de 100 km en automóvil, considerado el primer viaje en coche de la Historia.

Bherta Benz

Ella sola, con un invento nuevo, un automóvil primitivo, se hizo cien kilómetros en el siglo XIX, acompañada de sus dos hijos. Su marido, el dr. Karl Benz, había inventado ese nuevo artefacto en Alemania en el año 1886, pero dos años más tarde no había conseguido el éxito esperado y su venta era casi nula.

Bertha procedía de una familia rica que ayudó a financiar el trabajo de Karl Benz, esos tres prototipos iniciales de ese automóvil primitivo. De esa implicación con el proyecto de su marido, Bertha llegó a conocer todo el proceso técnico del invento y adquirir nociones de ingeniería, lo que le permitió realizar el trayecto superando averías que surgieron en la travesía automovilística de poco más de 100 km.

El viaje de Bertha no fue fácil, sabía que su marido no aprobaría que hiciese tal trayecto en una máquina no perfeccionada todavía, pero ella confiaba en su invento.

Salió de su casa sin despertar a su marido, ayudada por sus hijos retiró silenciosamente el coche del garaje, destino al pueblo alemán donde vivía su madre: Pforzheim.

En el trayecto, de casi doce horas –sin servicio de gasolineras ni talleres...–. Bherta logró superar las averías que iban surgiendo y para solucionar la falta de combustible acudió a una farmacia para comprar benzina, un destilado de petróleo.

El viaje tuvo un enorme éxito como acción publicitaria, y también sirvió como prueba. Además, la experiencia del viaje de Bertha ayudó a Karl a perfeccionar su máquina: añadió una marcha más baja para ayudar en las subidas y adoptó el sistema de frenos con pastillas –tal como funciona hoy–.

 

 

Etiquetas: Alemania, Anécdotas de la Historia, Inventores

COMENTARIOS