Bécquer, la muerte de un romántico

El autor de 'Rimas y Leyendas', miembro del Romanticismo, murió de tuberculosis a los 34 años.

Bécquer, la muerte de un romántico
Ver galería Los libros más vendidos de la historia

Entre las características asociadas al Romanticismo –movimiento artístico revolucionario de los siglos XVIII y XIX que rompió con el Neoclasicismo y apostó por la fantasía, la pasión y lo irracional– estuvieron el gusto por lo lúgubre y lo mórbido, la exaltación amorosa hasta la locura y el rechazo de la sociedad y lo terrenal. No es extraño por ello que, en el imaginario romántico, se mitificara el morir a una edad temprana por una enfermedad "del alma" o un rapto de violencia: Byron falleció desangrado con 36 años; Espronceda, de difteria con 34; Larra, de un tiro en la sien tras un desengaño amoroso a los 28. Pero ninguna causa de muerte tuvo el "prestigio" de la tuberculosis entre los románticos.

Así, esta dolencia pulmonar fue bautizada durante dicho período como la plaga blanca, el mal de vivir o el mal del siglo. El ideal de belleza romántica llevaba a muchas mujeres a seguir estrictas dietas de vinagre y agua con el objeto de provocarse anemias hemolíticas que empalideciesen su semblante; a consecuencia de esta práctica, muchas contraían la enfermedad. Pero el atractivo de la tuberculosis –entonces llamada tisis– no acababa en la estética femenina: también se mitificó entre los escritores por la creencia de que provocaba raptos de creatividad, más intensos a medida que la enfermedad avanzaba.

No fue otra la causa de la muerte de Gustavo Adolfo Bécquer, acaecida en Madrid el 22 de diciembre de 1870. Nacido en Sevilla 34 años antes (el 17 de febrero de 1836), el poeta y narrador es en realidad un romántico tardío o posromántico, pero sus dos principales obras se adscriben plenamente a los postulados del Romanticismo. Son las Leyendas, relatos llenos de misterio y elementos sobrenaturales que publicó en prensa, y las Rimas, poemario amoroso y existencial editado póstumamente por sus amigos, que ejercería enorme influencia en la poesía española del siglo XX; muchas veces se han publicado conjuntamente como Rimas y Leyendas. Pero además Bécquer fue un romántico "de libro" por su agitada vida sentimental, su existencia bohemia... y su tuberculosis, contraída en 1857 y que acabaría llevándolo a la tumba.

Etiquetas: Curiosidades, Literatura, Personajes famosos, Romanticismo, Salud, cultura, escritores, siglo XIX

COMENTARIOS