10 frases célebres de Alan Turing

Matemático, informático, padre de la computación... no te pierdas sus mejores citas.

turing

Alan Turing (1912-1954) fue hombre con una mente muy brillante. Reconocido como genio informático y “padre de la computación”, se movió en campos tan dispares como las matemáticas, la filosofía, la biología, la química y podría decirse que la ciencia en general. Sus aportaciones en el campo de la criptografía sirvieron para que la Segunda Guerra Mundial durara mucho menos de lo esperado, gracias a la decodificación de los planes secretos de los nazis de su máquina Enigma, por lo que los aliados pudieron alzarse con la victoria antes de lo previsto. Un auténtico hacker. Siendo el precursor de la informática moderna, diseñó uno de las primeras máquinas electrónicas programables digitales y contribuyó a lo que más adelante se denominó “inteligencia artificial”. Desgraciadamente su condición de homosexual le llevaría a ser imputado por indecencia grave y perversión sexual. Su condena fue la castración química; dos años después, Turing se suicidó. Tenía 41 años.

 

Recordemos algunas de sus frases más célebres de este genio de la informática:

 

“Las máquinas me sorprenden con mucha frecuencia”


“El razonamiento matemático puede considerarse más bien esquemáticamente como el ejercicio de una combinación de dos instalaciones, que podemos llamar la intuición y el ingenio”


“La idea detrás de los computadores digitales puede explicarse diciendo que estas máquinas están destinadas a llevar a cabo cualquier operación que pueda ser realizado por un equipo humano”


“Una computadora puede ser llamada "inteligente" si logra engañar a una persona haciéndole creer que es un humano”


“La ciencia es una ecuación diferencial. La religión es una condición de frontera”


“Un hombre provisto de papel, lápiz y goma, y con sujeción a una disciplina estricta, es en efecto una máquina de Turing universal”


“Sólo podemos ver poco del futuro, pero lo suficiente para darnos cuenta de que hay mucho que hacer”


“Ningún ingeniero ni químico ha pregonado tener la capacidad de producir un material que sea indistinguible de la piel humana. Es posible que se logre con el tiempo, pero aún en el supuesto de que existiese este invento, sabríamos lo poco importante que resulta tratar de hacer más humana a una "máquina pensante" cubriéndola con esta carne artificial”


“Supuestamente el cerebro humano es algo parecido a una libreta que se adquiere en la papelería: muy poco mecanismo y muchas hojas en blanco”


“En vez de intentar producir un programa que simule la mente adulta, ¿por qué no tratar de producir uno que simule la mente del niño? Si ésta se sometiera entonces a un curso educativo adecuado se obtendría el cerebro de adulto”

 

 

Etiquetas: Frases célebres, Guerras, II Guerra mundial

COMENTARIOS