10 datos curiosos del Canal de Suez

El Canal de Suez es una faraónica obra de ingeniería que se inauguró el 17 de noviembre de 1869.

Canal de Suez
Ver especial Los secretos del antiguo Egipto

1. Es el más largo del mundo

El Canal de Suez es una vía artificial de navegación ubicada en Egipto que une el mar Mediterráneo con el mar Rojo y permite así acortar la ruta del comercio marítimo entre Europa y el sur de Asia, pues evita tener que rodear África. Su longitud es de 163 km entre Puerto Saíd (ribera mediterránea) y Suez (costa del mar Rojo), lo que lo convierte en el más largo del mundo por delante de los de Kiel (97 km) y Panamá (77 km). El Gran Canal de China fue el más largo con mucho (1.795 km), pero está en desuso en gran parte.


2. Los faraones ya hicieron uno

El proyecto de conectar ambos mares existió ya en el siglo XX a.C. De hecho, las primeras referencias al llamado Canal de los Faraones –que tenía dos vías de transporte que unían el Mediterráneo, el Nilo y el mar Rojo, aunque sólo era navegable en épocas de grandes crecidas y por naves de poco calado– datan del final del Imperio Antiguo (hacia el 2181 a.C.). Más tarde, en 1250 a.C., Ramsés II lo amplió hasta que tuvo casi 100 km de extensión.

3. Y los persas y Trajano lo mejoraron

Fue el rey persa Darío I quien lo terminó, limpió y llevó hasta Suez hacia el 500 a.C. El resultado fue una vía de unos 45 metros de anchura que permitía que dos naves pudieran cruzarse sin problemas, con un camino de sirga para remolcarlas con cuerdas desde tierra. Tras la conquista romana de Egipto, el canal quedó cegado hasta que el emperador Trajano (siglos I-II), dentro de su política de obras públicas, lo renovó y le dio el nombre de Río de Trajano. A finales del siglo III volvió a quedar abandonado.



4. Lesseps, de Suez a Panamá

En tiempos modernos, el proyecto resurgió de la mano de Napoleón en 1799, aunque no pudo llevarse a cabo. Fue finalmente el promotor francés Ferdinand de Lesseps quien, con financiación de Napoleón III, sobrino de Bonaparte, y autorización egipcia, logró hacer realidad esta gran obra de ingeniería. La construcción duró una década –de 1859 a 1869– y consagró a Lesseps, que años después sería el artífice de poner en marcha el Canal de Panamá.


5. A mano (esclava) y a máquina

Cuando empezaron las excavaciones no se disponía de maquinaria y todo tenía que hacerse a mano (y en un clima malsano). Para ello se empleó a la fuerza a humildes campesinos de todo Egipto, lo que resultaría en la muerte de entre 20.000 y 100.000 de ellos. Afortunadamente, pronto se pudieron emplear máquinas de excavar, con rendimientos desconocidos hasta entonces: en dos años se excavaron más de 50 millones de metros cúbicos.

6. Inaugurado por todo lo alto

Tras varias pruebas de navegación efectuadas a partir de 1867, el Canal de Suez fue inaugurado oficialmente el 17 de noviembre de 1869. La efeméride fue fastuosa: 40 naves lujosamente engalanadas, a bordo de las cuales iban autoridades de todo el mundo –presididas por Eugenia de Montijo, emperatriz consorte de Francia–, surcaron las aguas de Puerto Saíd a Suez.



7. Dominio británico

El pachá de Egipto puso a la venta en 1875 sus acciones del Canal para pagar la deuda externa del país. En una rápida y magistral maniobra, Benjamin Disraeli, primer ministro de Reino Unido, ordenó comprarlas para tomar el control del estratégico enclave, que permitía al Imperio Británico un veloz acceso a la India. Así se aseguró por años el dominio del comercio interoceánico.



8. Nacionalización y guerras en el siglo XX

En julio de 1956, el presidente egipcio Nasser nacionalizó el Canal para pagar la construcción de la presa de Asuán, como respuesta a la negativa de EE UU y Reino Unido a financiar la obra. La medida fue recibida con indignación por ingleses y franceses, principales accionistas y máximos beneficiarios del petróleo que circulaba por Suez, lo que dio lugar a la Guerra del Sinaí ese mismo año. Egipto, como represalia, hundió cuarenta barcos en el Canal, provocando el bloqueo total. En 1967 hubo un nuevo bloqueo por la Guerra de los Seis Días y no se reabrió al tráfico internacional hasta junio de 1975.



9. Barcos Suezmax

El Canal de Suez permite el paso de barcos de hasta 20 metros de calado, 240.000 toneladas de peso muerto y altura máxima de 68 metros por encima del nivel del agua. Los barcos que cumplen con los parámetros adecuados para navegar por el Canal en cuanto a calado, manga y altura reciben el nombre de barcos Suezmax, apelativo referido casi exclusivamente a los petroleros.



10. Un nuevo canal abierto en 2015

La última ampliación ha sido muy reciente. En el verano de 2015 se inauguró el llamado nuevo Canal de Suez, otra obra de gran magnitud –72 km en paralelo a la mayor parte del Canal existente– que fue completada por el gobierno egipcio en sólo un año. Gracias a ella, podrán navegar barcos de mayores dimensiones a lo largo de dos vías diferentes.

Etiquetas: Ciencia, Egipto, Francia, Gran Bretaña, Imperio, Napoleón, Navegación, siglo XIX

COMENTARIOS